Todo sobre las semillas de lino

El consumo de semillas de lino, también conocidas como linaza, se encuentra al alza debido a su fama. Los beneficios que aportan estas semillas son los causantes de la alta popularidad que está alcanzando. Ricos en fibra y Omega 3 hacen de las semillas de lino un alimento casi perfecto.


Existen una serie de ingredientes que no pueden faltar en la cocina de tu casa. Toda despensa debe contener alimentos básicos, por supuesto, pero no deben faltar las semillas. En los últimos años existe una tendencia creciente ante el consumo de estos pequeños granos. En consecuencia, se han ganado el puesto de alimento clave en una dieta equilibrada.

Es posible que al hablar de semillas te venga rápidamente una imagen a la mente de una comida aburrida y con poco sabor. Es normal que tengas esa idea. Pero el truco no está en comerlas por separado, sino en unirlas a otros ingredientes para formar comidas deliciosamente irresistibles.

Está de más decir que existe una múltiple variedad de pequeñas semillas y sus beneficios, los cuales hablaremos en profundidad más adelante, son incontables. Pero en este espacio no queremos generalizar sobre todas las semillas existentes. Nos centraremos solamente en uno: Las semillas de lino o linaza.



¿Qué son las semillas de lino o linaza?

La linaza (Linum usitatissimum), que es así como generalmente se conoce a la planta del lino, es una planta herbácea de la que se divide principalmente dos partes:

  • Tallo: Cuya misión es la elaboración de tejidos
  • Semilla: Que se utiliza para el consumo directo o bien, para hacer harina o aceite de linaza.

A diferencia de otras plantas de las que se obtienen semillas comestibles, el lino se cultiva en prácticamente cualquier clima. Los suelos idóneos para el cultivo y la extracción de semillas de lino son aquellos poco húmedos. Permitiendo una recolección óptima. En cuanto al tipo de terreno, es preferible un terreno arcilloso.



¿Para qué sirven las semillas de lino?

Las semillas de lino cuentan con propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias y de mejora de la salud cardiovascular. Sus aplicaciones son múltiples en campos del ámbito médico y estético.

Como ya comentamos con anterioridad, de la planta del lino se confeccionan ropas para verter. Pero ese no es el tema que vamos a tratar. Por lo tanto, el uso habitual de la planta proviene del fruto, siendo las semillas que se encuentra en el interior el elemento utilizado.

Además del propio consumo de semillas de lino, la cuales sirven para decorar panes y otros alimentos. También se puede comprar semillas de lino molidas, harina, capsulas, pastillas o tabletas. El sabor que aporta a cualquier alimento es similar al de una nuez.



Beneficios de las semillas de lino



Los beneficios que aportan las semillas de lino son encontrados tanto en tratamientos médicos como en tratamientos estéticos. A continuación, te explicamos algunos de estos beneficios y como debes aplicar las semillas de lino:

Adelgazar o pérdida de peso

Las semillas de lino contienen una cantidad de fibra muy grande en comparación con otros tipos de cereales. Por este motivo es muy aconsejable consumir cuando se quiere perder peso. Es importante mencionar la capacidad que contienen las semillas de lino para eliminar desperdicios que nuestro cuerpo no tiene.

Prevención y cuidado de enfermedades del aparato cardiovascular y colesterol

El alto contenido en fibras ayuda a reducir el colesterol. Además, las semillas de lino contienen una sustancia muy parecida a la prostaglandina, cuya función el regular la presión y función arterial. Esto lo consigue por la capacidad de dilatar arterias y evitando la aparición de plaquetas en la sangre. Obteniéndose así importantes beneficios a nivel cardiovascular.

Piensa que una mala circulación es la base de cualquier enfermedad relacionada con el corazón: Infartos de miocardios, anginas de pecho o ictus cerebrales son solo algunos de ellos.

Cuidado de la piel

Las semillas de lino son ricas en mucilagos y pectinas cuya característica principal es la de suavizar la piel. Por otro lado, las semillas de lino son ricas en componentes antibacterianos, que unidas a componentes anteriores hacen de ellas un alimento óptimo para la protección, reparación y cuidado de la piel.

La forma adecuada para el cuidado exterior de la piel con semillas de lino es por medio de cataplasmas formados por aceite o harina de linaza. Entre las anomalías en la piel que podríamos tratar con estos cataplasmas están: Furúnculos, Eccemas, Quemaduras, Cataratas, Caída de cabello y Metritis.

Prevención y cuidado de enfermedades del aparato digestivo

Diabetes: El consumo de estas semillas en enfermos con diabetes es recomendado porque ayudan a controlar mejor la enfermedad. Las componentes que se incluyen dentro de este alimento tienen la capacidad de controlar la absorción del azúcar.

Estreñimiento: Desde hace años es sabido que el consumo de fibra está estrechamente relacionado con la prevención del estreñimiento. El alto contenido de fibras en las semillas de lino es unos factores determinantes. Estas fibras son las encargadas de aumentar el volumen de las heces gracias a la acumulación de agua y provocar el movimiento del intestino.

Si eres una persona con problemas de estreñimiento, estas de enhorabuena. Las semillas de lino puedes utilizarse como preventivo del estreñimiento. Solo deberás consumir una cuchara de semillas en el desayuno para tener un buen transito durante todo el día.

Por el contrario, si los problemas de estreñimiento son ya acentuados, puede utilizarse como laxante doblando la cantidad a tomar, es decir, dos cucharadas. El principal beneficio de las semillas de lino frente a otros laxantes es que este no crea dependencia.

Otras enfermedades: Gracias a que contienen mucilagos, se crea una capa húmeda y pegajosa cuya misión es evitar las mucosas irritadas. Esta capacidad se aprovecha en la actualidad para el tratamiento de anomalías digestivas como la gastritis, la acidez, la inflamación intestinal o la Diverticulitis

Prevención y cuidado de enfermedades del aparato urinario

Al igual que en el caso de las enfermedades del aparato digestivo, la misma capa húmeda y pegajosa provocada por los mucilagos también es capaz de crearse en el aparato urinario. La ingesta de semillas de lino ayudara a evitar la inflamación de vejiga, riñones y uretra.

Este alimento puede utilizarse para el tratamiento de anomalías urinarias como la cistitis, la uretritis o la nefritis.

Prevención y cuidado de enfermedades del aparato respiratorio:

Aunque suene repetitivo, la misma capa formada por los mucilagos aparece en el aparato respiratorio evitando inflamaciones del mismo. Su principal uso está destinado a combatir infecciones e irritaciones en garganta: Anginas o faringitis.

Propiedades antiinflamatorias:

Esta característica de las semillas de lino viene determinada porque el Omega 3 produce prostaglandinas PG3. Las cuales tienen propiedades antiinflamatorias. Por este motivo, este tipo de semillas pueden utilizarse para el tratamiento de enfermedades como la artritis u otras enfermedades con procesos inflamatorios.

Te vamos a contar una curiosidad sobre las semillas del lino. ¿Sabías que en ocasiones se han utilizado semillas de lino para tratar síntomas de la menstruación? ¡Así es! En concreto la hinchazón de senos provocada por la menstruación.

Propiedades anticancerígenas:

Las semillas de lino son ricas en gran cantidad de fibra, antes mencionado. Además contienen un alto volumen de ácidos grasos Omega3.

En la actualidad, se están realizando estudios para descubrir la posible relación entre el consumo de alimentos con altos niveles de Omega 3 y una menor aparición de cáncer. Concretamente cáncer de colon y cáncer de mama.

No hemos de olvidar que las semillas lino son ricas en mucilagos. Fibra la cual tiene una gran capacidad para absorber toxinas en el organismo y expulsarlas antes de ser absorbidas.



¿Dónde conseguir las semillas de lino?

La cola de caballo es una hierba medicina que se encuentra fácilmente en herbolarios y tiendas de medicina natural. Se vende tanto en infusión como en pastillas y en otros formatos que antes ya os he señalado. También se puede comprar en internet.

Las semillas de lino se encuentran con muchísima facilidad en herbolarios, tiendas de medicina natural, dietética o farmacias. Puedes encontrarla en forma de semilla, capsulas, tabletas o las formas que antes os mencione.
Debido a que no es un medicamento puede comprarse en internet.



Video sobre las semillas de lino