Cómo se consumen las semillas de lino

Cómo se comen las semillas de lino

Hoy vamos a hablar un poco acerca de cómo se comen estas famosas semillas de lino, porque mucha gente se lo pregunta ya que no sabe exactamente de qué manera ingerirlas. Lo cierto es que no hay una forma correcta de consumirlas, lo ideal es hacerlo como a cada uno le parezca mejor, como a cada uno le parezca más rico.

semillas de lino

Las podemos tomar, por ejemplo, de manera natural, sin haberlas picado y colocarlas en cremas, yogurt, sopas y demás. Las semillas de lino ayudarán mucho para el estreñimiento. Además, se pueden comprar los panes que ya vienen con semillas de lino incorporados, son realmente muy ricos.

Entonces, comerlas conjuntamente con otros productos pueden ayudar un poco a digerirlas ya que, las semillas de lino de por sí, no son demasiado ricas. A algunas personas no les gusta que las semillas les queden en la boca, entonces con un yogurt viene bárbaro porque el líquido “mete” todo para adentro rápidamente. También las podemos colocar en la licuadora, de manera tal que esté lista todas las mañanas.

Cómo moler semillas de lino en molino de café

Moler las semillas de lino

Hoy vamos a ver cómo moler las semillas de lino, un paso fundamental para poder comerlas ya que son algo duras y se necesita ablandarlas. Una vez que están molidas las podemos mezclar con otros alimentos. Las semillas de lino son ideales para poner en la comida, durante el almuerzo o durante el desayuno. La mayoría de la gente las utiliza durante este último, de manera tal que las semillas aporten los nutrientes necesarios para el cuerpo durante todo el día.

Cómo moler semillas de lino en molino de café

A continuación veremos cómo moler semillas de lino en molino de café.

  • Colocamos las semillas de lino en el molino de café
    • Si no tenemos molinillo de café podemos utilizar tanto un procesador de alimentos como una licuadora.
    • No hay que llenar del todo el molinillo, tan solo hay que cubrir, apenas, las cuchillas del mismo.
  • Colocamos la tapa al molinillo de café
  • Prendemos el molinillo de café y lo apagamos recién cuando las semillas de lino formen un polvillo bien fino.
    • También podemos moler las semillas un poco menos, para molerlas en menos tiempo.
    • No hay que moler las semillas del todo, una vez que se armó el polvo hay que apagar el molino.
    • Si queremos usar las semillas para sustituirlas por el huevo, entonces tendremos que moler las semillas bastante bien.

Consejos para tener en cuenta sobre las semillas de lino

Consejos Semillas de lino

Hoy vamos a decirles algunos pequeños consejos que tienen que ver con las semillas de lino. A simple vista no pareciera haber mayores complicaciones, vamos a la tienda, compramos las semillas y las comemos. Sin embargo, aunque diste mucho de ser complicado, el proceso no es tan sencillo como lo mencionamos.

Si queremos conseguir los mejores precios en semillas de lino, tenemos que comprar la semilla de lino entera en un local de alimentos naturales, en la sección a granel, o bien en un local de alimentos artesanales. En estas tiendas siempre es mucho más barato. Un precio más alto siempre se paga en las secciones de panadería, pero vienen envasadas.

semillas de lino

No importa el color de las semillas de lino. No importa si son doradas o marrones ya que ambas sirven para cocinar u hornear. Las dos semillas, independientemente de su color, aportan los mismo beneficios al cuerpo humano, además tienen el mismo saber. Por lo tanto, no interesa su color. Lo cierto es que ciertos cocineros eligen las doradas porque es un color más claro y no se ve tanto en aquellos productos que están horneados.

Si queremos guardar las semillas de lino en el refrigerador, podemos molerlas, ya que así las semillas se rancian más rápido gracias a sus aceites. Una vez molidas las semillas de lino, podemos guardarlas en el freezer o congelador, de manera tal que duren un buen tiempo.

Por último, les queremos decir que las semillas de lino pueden aguantar hasta un año, siempre que sean enteras y que estén a temperatura ambiente. Sin embargo, es mejor ir cambiándolas cada 2 o 3 meses para tenerlas siempre frescas.

Componentes de las semillas de lino

Qué tienen las semillas de lino

Las semillas de lino, a pesar de su pequeño tamaño, tienen un montón de componentes ideales para el cuerpo humano. En primer lugar, tenemos que hablar del gran tridente: la función antiinflamatoria, cardioprotectora y antioxidante. Con estas tres bondades, las semillas de lino se colocan como uno de los alimentos más ricos, en relación al tamaño y a lo que presentan.

semillas de lino

Las semillas de lino son muy buenas con el colesterol, ya que ayudan a disminuirlo. Pero además, aumentan las defensas del cuerpo. Si tenemos una piel o cabello dañado, las semillas de lino pueden ayudar de gran manera a revertir esta situación, debido a sus ácidos grasos. E tránsito lento es otra de las problemáticas que la semilla de lino es capaz de combatir.

Si hablamos de lo que la semilla de lino tiene, entonces no podemos dejar de nombrar los fitoquímicos, los antioxidantes, las vitaminas B, las grasas insaturadas omega 3 y 6, el calcio, el magnesio, el cobre, el zinc. En definitiva, es un alimento súper completo para agregar a las comidas. Esto de agregar a las comidas es importante, porque la semilla de lino no es rica por sí sola.

¿Las semillas de lino son milagrosas?

Qué hay de milagro en las semillas de lino

Hoy queremos hablar un poco acerca del mito de las semillas de lino. Por ahí hemos escuchado que se las trata como si fueran milagrosas. Por supuesto que esto no es así, las semillas de lino no son milagrosas, incluso pueden llegar a ser peligrosas si se las consume en exceso, tal como hemos comentado en artículos anteriores. Por lo tanto, lo que vamos a hacer aquí es desmenuzar un poco esta idea del milagro, del mito que alguna personas han creado alrededor de las semillas de lino.

semillas de lino

Es cierto que las semillas de lino son un excelente alimento, siempre y cuando se las combine bien con otros. Pero no esperemos milagros. Es más, tenemos que tener en cuenta que las semillas de lino tienen un alto aporte en Vitamina B1, 1.6mg es más de lo que una persona necesita por día y, además, hay que considerar el aporte de otros alimentos que consumimos en un día normal. Por otro lado, las semillas de lino tienen mucha fibra, consumir mucha fibra puede ocasionar irritación en los intestinos y complicaciones al momento de absorber nutrientes. En cuanto al magnesio, hay que aclarar que 100g de semillas de lino tienen aproximadamente 400mg de magnesio.

Teniendo en cuenta estas precauciones, podemos consumir semillas de lino sin problemas, eso sí, nada de milagros. No esperemos que una simple semilla nos cambie la vida, pero si nos puede ayudar. Por último, es necesario saber que todo cambio alimenticio es total, no se puede ingerir algún suplemento o alimento esperando que esa sola sustancia cambie nuestra salud, belleza, estética, completamente.